Wednesday, April 09, 2008

Solidaridad con los profugos y encarcelados por el neoliberalismo (Argentina/Chile)


El pasado 14 de marzo fueron detenidos en argentina Marcelo Villaroel y Freddy Fuentevilla, junto a David Cid Aedo, por militares y gendarmes de ese país, al querer ingresas a un pub en la ciudad de San Martín de Los Andes. Hasta hoy en día se encuentran detenidos en Junin de los Andes Marcelo y Freddy, y David en Zapala. El gobierno chileno, pide su extradición por la supuesta participación que Villaroel, Fuentevilla y otros combatientes habrían tenido en el asalto al banco Security de Santiago, donde resultó un policía muerto y otro herido. En argentina se les acusa de porte ilegal de armas y supuestas amenazas. Ambas acusaciones son negadas por nuestros compañeros. Al margen de estas acusaciones, al margen de si son inocentes o culpables -parametros que en nuestros vocabularios no existen- debemos recalcar cuales son los verdareros motivos de esta espectacular persecución emprendida por el gobierno de Michelle Bachellet: el que ambos son reconocidos como luchadores sociales y combatientes populares.
Marcelo paso 11 años de su vida en carcel, durante en los cuales no abandonó la lucha, ni se arrepintió. Durante este periodo se alejó de su antigua organización (Movimiento Lautaro) y del paradigma marxista leninista. Dentro de la carcel formó parte del colectivo Kamina Libre. Freddy tiene un hermano que fue preso político en democracia y lucho activamente por su libertad. Ellos se encontraban en argentina porque eran perseguidos por la justicia chilena y ya habían sido condenados, a través y con la complicidad de los massmedia, por el jefe de carabineros -general Bernales- y por el gobierno de la Bachelet sin previo juicio.
La orden era clara: capturarlos vivos o muertos, entendiendo sus perseguidores, mejor muertos que vivos. Para el gobierno concertacionista1 es importante escarmentar y castigar a nuestros compañeros, no tanto por los supuestos delitos que se le imputan, sino, sobre todo, para dar una lección al pueblo que aun sigue luchando contra sus explotadores, que ahora se presentan con una cara democrática. Estos defensores del orden son los que pretenden borrar el conflicto social historico que aun se vive en chile: la lucha de un pueblo que se niega a vivir bajo el yugo neoliberal; son los mismos que quieren que la gente deje (por la fuerza) de recordar y conmemorar el asesinato de los hermanos Vergara Toledo el 29 de marzo de 1985, fecha denominada día del Joven Combatiente, que tras 23 años aun sigue encendiendo las barricadas en las calles de Santiago y de las otras grandes ciudades de Chile; Ellos son los mismos que dirigieron las balas contra Ariel Antonioletti, Claudia López, Alex Lemún, Rodrigo Cisternas y Matías Catrileo, todos ellos asesinados por balas de los esbirros del estado democrático. Una generación completa de luchadores fue encarcelada, perseguida o muerta en manos de la democracia concertacionista, que negoció junto a la derecha “la transición”, proceso que fue sólo el blanqueo del modelo económico impuesto por la dictadura de pinochet. No queremos hacer víctimas o heroes a nuestros compañeros, de eso ya hemos tenido suficiente en el discurso baboso de la izquierda.
No queremos clamar justicia a la democracia y sus jueces de mierda que sólo han llenado las carceles de combatientes, luchador sociales o gente que, por culpa de la miseria creada por el capitalismo, se ve obligada a buscarse la vida al borde de la ley; Tampoco esperamos misericordia del fiscal investigador Rebeco ソse puede esperar algo de un cerdo que a finales de los 80s y durante los 90s, siendo actuario del siniestro fiscal Torres, estuvo implicado en casos de torturas?Esto es un llamado a tomar conciencia de la guerra que ell@s han emprendido hace tiempo contra nosotr@s.
A la mierda las manifestaciones pacíficas frente a embajadas y consulados. La mejor solidaridad con tod@s los perseguid@s, encarcelad@s y tod@s l@s que sufren por la rapiña del capitalismo es nuestra lucha en el lugar en que estemos. Acá, allá en Chile, en Argentina, donde sea, ha solidarisarse activamente con tod@s l@s pres@s por luchar en cualquier parte del mundo. Las cárceles no nos intimidan, sólo hacen crecer y organizar nuestro odio.

1 comment:

el oveja negra said...

saludos desde Iquique, norte de $hile, Sur del perú.
con los compas detenidos y con los que se encuentran en clandestinidad, perseguidos por la democracia asesina, terrorista y criminal de la concertaciòn.
téngase tambien en cuenta que esta es la democracia "modelo" que se tiene para america latina por parte de los paises qe se autodenominan desarrollados.
una democracia asolapademente militarizada, qe "invierte" miles de millones en la construccion de màs carceles y por la tele anuncia con bombos y platillos los bonos miseros que entrega a los sectores más pobres de la sociedad.

salud y solidaridad para con todxs!